El fotógrafo Víctor Ibáñez vuelve al Centro Cultural del Matadero con una nueva exposición ‘Las calles de Huesca’, del 11 de julio al 8 de agosto.

Las cuatro esquinas, una de las fotografías que se pueden ver en esta exposición

Las cuatro esquinas, una de las fotografías que se pueden ver en esta exposición

Una vez mas Víctor Ibáñez nos sorprende con un guiño a los recuerdos, nos hace sonreír a los que tenemos unos cuantos años, y sorprende a los más jóvenes, enseñándonos como era este Huesca que hoy pisamos, hace apenas 30 o 35 años.

Un Huesca donde las plazas estaban vivas, donde las gentes se conocían, donde todavía se reconocía la casa del Sr. tal, o de la Señora cual.

Con calles sin asfaltar y solares imposibles, para la mentalidad de los habitantes de hoy, como el que nos enseña desde la calle Perena la fachada de San Martín, o la calle Martínez de Velasco paseándola aun los rebaños, o la misma sala donde se encuentra la exposición, cuando aun formaba parte del matadero que abastecía a la ciudad y a la provincia de las buenas carnes de, vacas cerdos y ternascos entre otros animales, imagino.

Las Miguelas, la plaza de la Catedral, los cosos, montones de rincones, que no podemos permitir perdérnoslos, por que, por si fuera poco el placer de verlos, tenemos casi siempre que nos acercamos a ella, a un cicerone de lujo, el propio Víctor, con sus miles de anécdotas que nos hace disfrutar y volar a cada punto.

Solo queda una pregunta en el aire ¿para cuando la próxima?