Un partido muy irregular, con dos malos comienzos en cada una de las partes, y con dos buenos finales, que si bien en los primeros 30 minutos sirvieron para irse al descanso con ventaja, no fueron suficientes en el segundo periodo.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

22 – Ademar León (11+11):Cupara (Biosca); Carrillo (-), Juanjo Fernández (3), Carou (3), Aguirrezabalaga (6), Vieyra (5), Todt (-); Marqués (-), Santos (1), Piñeiro (1), Juanín (2), Huertas (1).

21 – Bada Huesca (12+9):Pejanovic (Arguillas); Oier (1), Novelle (2), Eloy (-), Rochel (2), Marcelo (1), Cabanas (10, 3 p); Mira (1), Pujol (-), Doldán (2), Diógenes (2).

Marcador cada 5 minutos: 4-1, 6-2, 8-3, 8-8, 9-10, 11-12 (descanso), 16-12, 17-13, 19-15, 22-17, 22-20, 22-21 (final).

Árbitros: García Mosquera y Muro Sanjosé. Excluyeron por dos minutos a Aguirrezabalaga, Piñeiro y Santos, en tres ocasiones, tarjeta roja minuto 54, por Ademar; Oier, Mira, Diógenes y Cabanas por Huesca.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada de la liga Asobal 2015-2016 disputado en el Municipal de Deportes de León.

Abanca Ademar estrenó su remozado proyecto con una trabajada victoria (22-21) después de un partido irregular, con demasiados altibajos entre dos equipos en construcción -más los leoneses- que pueden disputar objetivos similares esta temporada.

El arranque del conjunto local no pudo ser más eléctrico, con un lanzamiento demoledor personificado en Mikel Aguirrezabalaga y el argentino Federico Vieyra, soportados desde la portería con un Vladimir Cupara excelso, también en las penas máximas, lo que se tradujo en un 6-1 de salida (minuto 10).

El tiempo muerto oscense empezó a dar sus frutos en cuanto apuntaló la zona central de su defensa, único carril del caudal ofensivo ademarista, olvidando a sus extremos -los diestros una de las mejores parejas ASOBAL- y pivotes.

El desconcierto por una exclusión, mal gestionada por los leoneses, fue aprovechada por el Huesca para, con la habilidad del exademarista Álvaro Cabanas, dar un giro radical al choque con un parcial de 0-6 y empezar a mandar en el marcador en los últimos minutos.

Toda la obcecación local en su ataque, pasando de ocho goles a tres entre ambos cuartos, contrastó con la mayor versatilidad de los aragoneses que llegaron mandando al descanso 11-12, tras empezar el veterano Pejanovic a contribuir desde la portería.

La cara rutilante del Ademar salió de nuevo en la reanudación, con cambio en ambos extremos y la vuelta del mito Juanín García que en su primera acción recibió sin ángulo y anotó, como preámbulo del desmelenamiento leonés, abriendo más el juego con un Juanjo Fernández penetrando y rompiendo hasta infringir un parcial de 6-0 que obligó al técnico visitante, José Francisco Nolasco, a parar el partido.

El Ademar logró así ampliar la renta hasta los seis goles (21-15, minuto 47) ante un Huesca al que le costaba mucho más penetrar en el expeditivo 6-0 defensivo ademarista, salvo con la habilidad de Cabanas que soportaba a su equipo.

El extremo alicantino Cabana siguió haciendo herida hasta alcanzar la decena de goles, dando de nuevo esperanzas a su equipo (22-20) a falta de cinco minutos, antes de su inocente exclusión, metidos ya de lleno en el desconcierto arbitral, cuando otro exademarista, Novelle, colocaba la mínima ventaja local dentro del último minuto.

El técnico local Rafael Guijosa diseñó la última acción de 50 segundos en la que Aguirrezabalaga se jugó el lanzamiento forzado que sacó con un pie Pejanovic, pero el vasco sujetó el rechace y el partido murió con el ajustado triunfo local.

Efe