Un gol en el último segundo de los visitantes privaba a los oscenses de la primera victoria de la temporada en Asobal, en un choque que dominaron prácticamente durante todo el partido, y donde llegaron a ganar de seis goles en la segunda parte.

marcador bada vs vila de aranda

Marcador final del partido

25-Bada Huesca: Pejanovic (p), Cabanas (4), Rochel (4), Eloy (2), Novelle (1), Marcelo (2) y Oier (3). Siete inicial. Arguillas (ps), Pujol, Doldán (3), Adrián Nolasco (1) Dijá (3), Marco Escribano (2), Marco Mira y Víctor Sánchez.

25-Villa de Aranda: Santana (p), Peciña, Javi Muñoz (5), Bicho (1), Megías (1), Revin (1) y Oswaldo (10). Siete inicial. Juan de Rosa (ps), Part, Moyano (5), Moreira (2), Cakic, Carazo y Manu García.

Árbitros: Fernández Pérez y García Rodríguez. Excluidos Eloy y Mira (2) por el Bada y Peciña, Part, Oswaldo y Revin (2) por el Villa de Aranda.

villa de arandda unas 1.000 personas en el Palacio de los deportes. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Juan Carlos Escribano.

Un lanzamiento raso, seco y desde más allá de los 10 metros dinamitó la que debería haber sido la primera victoria del Bada Huesca en esta Asobal 2015/16. No fue de extrañar que los arandinos celebraran por todo lo alto el empate contra un Bada Huesca con hechuras de gran equipo. Sacar un punto cuando has ido perdiendo de 6 (17-11, min.42) en el electrónico es saborearlo como si fuera una victoria; en el otro lado, la tristeza era evidente.

Arrancó el Bada fuerte con una contra que a buen seguro que dará muchas alegrías. Pejanovic puso la bola en la mano de Cabanas y este la llevó a la red. El veterano portero serbio es un seguro de vida. Salvó mucho y ordenó más. Por delante, el tradicional bloque de manos y piernas para proteger la portería altoaragonesa. Eso sí, mutado respecto al equipo de la pasada temporada donde tan solo pervive Marco Mira. Regresa Eloy tras su lesión y se suma Albert Pujol y Doldán a esa labor de poner argamasa.

El siete de Nolasco dominó el primer acto ante un Villa de Aranda rocoso. Santana no tuvo su mejor partido y de hecho la portería en el segundo acto fue para un Juan de Rosa brillante ante lanzamientos claros de los jugadores del Bada que chocaron con su cuerpo. El momento más emotivo de la primera parte fue en el minuto 23 con la ovación a Marco Escribano –propietario del dorsal- y a la memoria de su padre recientemente fallecido. Y el canterano, además, lo coronó con un tanto.

El equipo estaba encarrilado para la victoria. Todos los condicionantes estaban a favor y poco a poco se abrieron diferencias con un Villa de Aranda muy peleón. Pero no pudo ser. La segunda parte se abrió con un 12-9 que llegó a alargar la diferencia hasta un 17-11. Pero si atrás se mantenían las formas, en el ataque no. La tradicional efectividad de la primera línea altoaragonesa pocas veces apareció, Rochel fue ‘cazado’ en varios pases y los castellanos, que nunca se vinieron abajo, mantuvieron la fe hasta alcanzar un empate que les supo a victoria.

Nacho Viscasillas
Fotos: C.Pascual

.