La primera parte, y el inicio de la segunda fueron muy igualados, pero los minutos finales condenaron a los oscenses.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

26 – Frigoríficos del Morrazo: Lamariano, Simes (4), Adrián Rosales (1), Cerqueira, Eijo (1), Pousada y David García (9) -equipo titular- Salazar (ps), Rubén Soliño (3,2p), Muratovic (5), Casares (1), Paulo Da Costa, Suso Soliño (2) y Castro.

21 – Bada Huesca: Pejanovic, Cabanas (3,1p), Marcelo (1), Rochel (3), Eloy González (2), Novelle (4) y Oier García -equipo titular- Mira, Pujol, Dija (4,2p), Doldan (1), Adrián Nolasco, Escribano (2) y Mugerza (1).

Marcador cada cinco minutos: 2-4, 4-4, 6-5, 7-6, 9-8,12-11 (descanso); 12-12, 15-14, 18-17, 21-19, 23-20 y 26-21.

Árbitros: García Mosquera y Muro San José. Expulsaron por acumulación de exclusiones al jugador local Cerqueira (min.55). Además, sancionaron con dos minutos a Pousada (2) y Castro por parte del Frigoríficos del Morrazo, y a Marcelo, Oier García (2), Dija, Pujol, Eloy González (2) por parte del Huesca.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la liga Bauhaus Asobal disputado en el pabellón municipal de O Gatañal ante unos 1.500 espectadores.

La portentosa actuación del veterano Dimitrije Pejanovic -40 por ciento de paradas- no fue suficiente para que el Bada Huesca puntuase en su visita a O Gatañal, donde el Frigoríficos del Morrazo encadenó su cuarta victoria consecutiva.

La diferencia en el marcador final (26-21) no refleja la tremenda igualdad que hubo en el partido. Ninguno de los dos logró tener una renta superior a los tres goles hasta que los cangueses rompieron definitivamente el duelo en los últimos cinco minutos.

Amparado en las paradas de Pejanovic, quien superó el 50 por ciento de paradas en el primer tiempo, el Huesca sorprendió en el arranque a un Frigoríficos que tardó más de cuatro minutos en estrenar su casillero.

Se recompusieron los locales de su mal inicio, apoyados en los goles de David García y en su excelente trabajo defensivo, lo que ayudó a que Yeray Lamariano empezase con su recital de paradas.

A partir de ahí la igualdad fue máxima hasta el descanso (12-11). En la reanudación, el Frigoríficos estuvo siete minutos sin ver puerta y el Huesca logró ponerse por delante (12-13). Los gallegos reaccionaron con un parcial 3-0, que rápidamente se devolvió su rival, obligando al técnico local, Víctor García “Pillo”, a solicitar tiempo muerto (18-18, min.45).

Un parón que le sentó bien al Frigoríficos, que logró coger una renta de dos goles (20-18) con la que jugó hasta sobrepasado el minuto 50, pese a que los colegiados le castigaron con dos exclusiones consecutivas.

El Huesca hacía la goma, pero no lograba culminar su remontada (23-20, min.55). Lamariano y la defensa gallega se encargaron en los últimos cinco minutos de sentenciarlo.

Efe