Una tarde cálida daba la bienvenida al partido correspondiente a la jornada 8 de la liga bbva entre real madrid y levante.

REAL  MADRID-LEVANTE 04

Isco en un momento del partido / Foto: AMGsports

3-Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Varane, Nacho, Marcelo; Kovacic (Marcos Llorente, min. 76), Casemiro, Kroos; Isco (Jesé, min. 68) Cristiano Ronaldo y Bale (Lucas Vázquez, min. 46).

0-Levante U.D.: Rubén; Morales, Simao, Zou, Juanfran, Toño; Víctor, José Mari (Lerma, min. 61), Camarasa; Roger (Ghilas, min. 52), Deyverson (Rubén García, min. 74).

Goles: 1-0. M. 26. Marcelo. 2-0. M. 29. Cristiano. 3-0. M. 82. Jesé.

Árbitro: Sánchez Martínez. Amonestó a Kovacic, Morales, Zou, José Mari, Deyverson.

Incidencias: Estadio Santiago Bernabéu. En torno a 72.000 espectadores.

Los equipos llegaban en una situación muy dispar, con los locales ocupando la segunda plaza de la clasificación con 15 puntos, y los visitantes hundidos en el 18º puesto con tan solo una victoria, tres empates y cuatro derrotas para un total de 6 puntos.

La antesala del partido contó con Cristiano Ronaldo ofreciendo su cuarta Bota de Oro al Bernabéu, y con el estadio guardando un minuto de silencio en memoria de Ignacio Zoco, ex jugador del Madrid entre 1962 y 1974, fallecido en septiembre.

El Real Madrid comenzó con un 4-3-3 que incluía a Ronaldo en punta, Bale por la izquierda e Isco por la derecha -si bien gozaron con una libertad absoluta de movimientos durante el partido-, y con jugadores menos habituales como Nacho, Casemiro o Kovacic defendiendo la camiseta blanca desde la titularidad. Asimismo, muchos canteranos en la convocatoria.

El Levante comenzó el partido atrevido, con un par de aproximaciones en los primeros cinco minutos. Los carrileros formaban un centro del campo de cinco hombres en ataque que ahogaba a los tres hombres madridistas.

Sin embargo el Madrid despertó y realizó su primer tiro en el minuto 9 a través de Bale. Se marchó alto. Comenzó el equipo de la capital a entrar por la izquierda -algo que sería una constante a lo largo del partido- y generó su primera ocasión clara con un pase de la muerte en el minuto 12 al que no llegó Ronaldo.

El portugués provocaría la primera amarilla del partido al recibir una entrada de Feddal en el minuto 13. Acompañados de cánticos del público hacia Raúl, quien anunció su retirada esta semana, el dominio y las aproximaciones madridistas se intensificaron -casi siempre por aquella banda izquierda- con muchos centros y presión alta.

Pero la defensa levantina resistía, liderada desde la izquierda por el eterno Juanfran, que representó a España en aquel lejano Mundial de Corea y Japón de 2002 y que cuenta ya con 39 años.

El dominio madridista se acentuaba, con los blancos reclamando un par de penaltis y con una clara ocasión de Bale en el minuto 27. El remate del galés se marchó arriba.

Sin embargo el Levante resistía y persistía y en el minuto 27 tuvo una gran oportunidad, tras un revuelo en el área local que acabó resolviendo Varane a la desesperada. En la siguiente jugada, Marcelo inauguró el marcador tras una recuperación suya y una bonita pared con Ronaldo. Corría el minuto 27 y los blancos ya mandaban.

A pesar de todo reaccionó el Levante, y de qué manera, con un remate de cabeza de Feddal que hubiese significado el empate si Keylor Navas no hubiese mandado el balón a córner con un paradón.

Cosas del fútbol, en la siguiente jugada Ronaldo puso tierra de por medio con un derechazo desde fuera del área. Minuto 29, 2-0, y sensación de que la única diferencia entre los dos equipos era la puntería.

A partir de aquí comenzó una fase de asedio madridista, pero a pesar de ello el Levante no se arrugó y siguió intentándolo a través de centros que crearon dificultades a la defensa madridista. Tuvieron otra buena oportunidad los levantinos con un contraataque en el minuto 37 que concluyó con tiro de Roger y parada de Keylor. Cada vez más madridistas ven como una bendición la continuidad del costarricense en su equipo.

En el minuto 45 hubo una tarjeta amarilla a Kovacic por falta sobre Roger. Y tras un ataque para el Levante y contraataque para el Madrid -donde Ronaldo se hizo daño, sin consecuencias- nos fuimos al descanso.

Se marchó Bale, entró Lucas Vázquez -quien provocaría a los tres minutos de entrar una tarjeta amarilla por manotazo de Deyverson- e Isco se quedó como falso 9.

El cielo se cubrió, amenazante, y la segunda mitad empezó con pocas aproximaciones.

En el minuto 53 el Levante movió el banquillo: fuera Roger y dentro Ghilas. Volvieron las aproximaciones de ambos equipos y llegó el primer tiro de Kroos en seis partidos.

Coincidiendo con el disparo del alemán, el cielo cumplió su promesa y empezó a llover. El partido se convirtió en un correcalles, si bien el dominio era del Madrid. Los blancos no se mostraron efectivos en ataque estático, pero cada contraataque daba sensación de peligro.

Entretanto, amarilla para Simao en el minuto 58 por falta en el borde del área. Tira Cristiano y para Rubén. Cuatro minutos después se fue Jose Mari y entró el joven Lerma.

El Levante seguía sin rendirse, y en el minuto 65 generaron una ocasión clara a través de Ghilas que paró Keylor con valentía. El jugador argelino se mostraría como el jugador más participativo y seguramente peligroso de los levantinos. Tanto es así que sorprende que no jugase de inicio.

A estas alturas el ambiente en el Bernabéu era calmado, con los ánimos que provenían casi exclusivamente del Fondo Sur.

En el minuto 69 se fue Isco ovacionado y entró Jesé, y un minuto después hubo otra ocasión clara para el Levante. Esta vez la erró Deyverson solo dentro del área local.

Tiempo de cambios: Rubén entró por Deyverson en el minuto 75 y al minuto siguiente se fue Kovacic, acompañado de un cálido aplauso. Entró Marcos Llorente, centrocampista clase 1995 que tiene un prometedor futuro delante de él.

Mientras tanto siguió el Madrid explotando las bandas, con un centro de Jesé para Ronaldo que el portugués remató ligeramente alto. En la acción siguiente, sería Jesé quien marcaría el tercer gol tras una muy buena acción, regateando a Simao y batiendo a Rubén de nuevo desde el flanco izquierdo.

A partir de aquí, porque la lluvia iba en aumento y porque el partido estaba decidido, el público comenzó a abandonar el Bernabéu. Quienes se fueron se perdieron una buena acción individual de Lucas Vázquez, que apunto estuvo de colarla por la escuadra.

El partido se iba acabando. Y un diluvio y tres minutos de añadido después, se confirmó la victoria del Madrid ante un Levante atrevido, que generó más ocasiones de las esperadas, pero las perdonó.

Se quedó Lucas Alcaraz con una “sensación extraña”, si bien orgulloso del rendimiento de sus jugadores, y Benitez satisfecho con el resultado pero no tanto del juego de su equipo. Perfecta unión de opuestos en una tarde que deja al Madrid liderando provisionalmente la tabla con 18 puntos, y al Levante aún hundido en los puestos de descenso, pero con la sensación de ser un equipo valiente.

M Warren-Piper
Fotos: AGMsports