El equipo blanco solucionó el partido en la primera mitad con goles de Isco, Cristiano y Jesé.

Jesé en el momento de marcar el gol /  Foto: AMGsports

Jesé en el momento de marcar el gol / Foto: AMGsports

3-Real Madrid: Kiko Casilla, Danilo, Nacho, Varane, Marcelo,Casemiro, Kroos (Borja Mayoral, m.85), Modric (Lucas Vázquez, m.46), Isco, Jesé (Marcos Llorente, m.80), Cristiano Ronaldo

1-Las Palmas: Javi Varas, Devid Simón, Aythami, Bigas, Garrido, El Zhar (Nauzet Alemán, m.68), Roque Mesa, Vicente Gómez, Hernán (Tana, m.64), Jonathan Viera y Willian José (Araujo, m.80).

Goles: 1-0. M. 4. Isco. 2-0. M.15. Cristiano Ronaldo. 2-1. M.38. Hernán. 3-1. M. 43. Jesé.

Árbitro: Santiago Jaime Latre. Amonestó a Hernán, Vicente Gómez, Aythami.

Incidencias: 72.387 espectadores en el Santiago Bernabéu.

Cálida tarde en Madrid, lugar al que muchísimos canarios que han venido con el único objetivo de disfrutar. Sabían que el desafío de vencer a una de las grandes potencias del fútbol mundial en su estadio era titánico, pero esto no les impediría pasárselo bien. La última vez que su equipo jugó en el Bernabéu fue en 2002, y esto se notaba. Era imposible mirar a cualquier zona del estadio y no ver camisetas amarillas animando a sus jugadores. Realmente eran tantísimos.

Tanto es así, que los gritos de “sí se puede” y “pío pío” competían sin dificultades contra los de “hala Madrid”.

En cuanto al partido, Benítez escogió un 4-3-3 con Kiko Casilla -debut liguero para él defendiendo la portería blanca-, Nacho de central, Casemiro mediocentro, y Jesé, Ronaldo e Isco intercambiando posiciones arriba.

Por su parte, Quique Setién en su debut fuera de casa apostó por un 4-5-1 y dejó fuera a jugadores de talento como el eterno Valerón o el ex delantero del Barcelona B Araujo. Llegaban terceros por la cola con tan solo seis puntos para jugar en el estadio del líder.

Empezó el Madrid muy activo y ambicioso. Los jugadores de Las Palmas un poco nerviosos por el miedo escénico del Bernabéu. Explicaría su entrenador en rueda de prensa que también a él le temblaron las piernas cuando jugó en este estadio.

Esto tuvo su reflejo en el marcador bien pronto, cuando Isco marcó en el cuarto minuto a pase de Casemiro tras presión alta y recuperación.

Pero los aficionados canarios no permitieron que esto les afectara, y trataron de animar a sus jugadores coreando “olé” cuando hilaban una serie de pases.

En el minuto 13, Javi Varas repelió un disparo de Modric desde la frontal del área. Pero en la jugada siguiente Ronaldo remató en plancha un servicio de Marcelo mal defendido por la zaga canaria. Minuto 13 y 2-0.

Respondió Las Palmas con presión alta y en el minuto 19 generó una buena ocasión que en primera instanció paró Casilla y en segunda despejó con apuros la defensa. El tiro había sido de Jonathan Viera.

Avanzamos hasta el minuto 27, cuando una gran jugada individual de Jesé fue parada por los pies de Javi Varas, recordando a cuando se convertía en un pulpo en las porterías del Sánchez Pizjuán.

Continuó en líneas generales el dominio madridista, pero Kiko Casilla demostró estar despierto al salir a cortar bien lejos de su área un pase a Willian Jose que habría supuesto un uno para uno contra el portero madridista.

Replicó un par de minutos después el pulpo sevillano en la otro portería cuando repelió un remate a bocajarro -si bien algo forzado- de Isco, tras una buena contra llevada por Jesé.

Parecía que el partido estaba sustancialmente resuelto -la única duda era saber por cuánto ganaría el Madrid-, cuando Hernán se convirtió en el 38º minuto en el primer jugador en marcar esta temporada en el Bernabéu al rematar un córner y recortar distancias. Su cabezazo dio en el larguero y se coló. Los aficionados canarios se vinieron aún más arriba y sus gritos de “sí se puede” resonaron por todo el estadio madridista.

¿Cuánto les duró la alegría? Cuatro minutos. Ese fue el tiempo que tardó Jesé en marcar el tercero. El canario mataba a los canarios -no celebró el gol porque, como dijo en zona mixta, “toda mi familia es de Las Palmas”- tras una bella jugada personal. Tres minutos después llegábamos al descanso, donde Benítez haría un cambio: Lucas Vázquez por Luka Modric.

En tres minutos de segundo tiempo ya habían tirado ambos equipos. ¿Señal de lo que veríamos en la segunda mitad?

Pues sí, porque en el quinto minuto Willian Jose mandaría al limbo una muy buena ocasión tras robo de Vicente Gómez -que un par de minutos después vería la tarjeta amarilla- a Kroos.

Y un minuto después, un disparo escorado del pie izquierdo de Ronaldo se marchó desviado por poco.

Se sucedieron los golpes entre canarios y madrileños, y en el undécimo minuto Kiko Casilla voló para sacar una falta de Willian Jose que se colaba.

A partir de este momento el Madrid dijo basta y decidió dormir el partido.

En el minuto 19 Quique Setién movió el banquillo y entró Tana por Hernán, y cuatro minutos después sería Nauzet Alemán el que sustituiría a El Zhar.

Una decena de minutos más adelante se iría Jesé -quizá el mejor jugador del partido- para dejar su puesto a Marcos Llorente en el Madrid, y Willian Jose cedió su lugar a Araujo en el equipo canario. Nos quedaríamos sin ver a Valerón.

Ninguno de los cambios logró dar vida a un partido que ya estaba resuelto, aunque Araujo lo intentó a tres minutos del final.

Benítez dio su debut a Borja Mayoral -delantero clase 1997- en sustitución de Toni Kroos para dejar en cinco el número de canteranos madridistas y, aparte de un par de paradones más de Javi Varas, poco más sucedió en un partido que ganó el Madrid ante doce: la UD Las Palmas y su extraordinaria afición.

M Warren-Piper

Fotos: AMGsports

.