Daniel Arguillas apareció a nueve minutos del bocinazo final para levantar de sus asientos a la parroquia local. Cuatro paradas clave para detener a un Cuenca que tan solo una vez estuvo por delante en el marcador y que acabó perdiendo en un partido feo, con la emoción concentrada en cuatro últimos minutos de infarto.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

21-Bada Huesca: Pejanovic (p), Cabanas (2), Eloy (1), Novelle (1), Adrián Nolasco (2), Oier (1) y Dijá (4). Siete inicial. Arguillas (ps), Doldán (2), Rochel (3), Mugerza, Álex Marcelo (3), Escribano (1) y Víctor Sánchez (1).

19-GlobalCaja Cuenca: Samuel Ibáñez (p), Vainstein (5), Mendoza, Tolmos (1), Vallés (2), López (2) y Miguelón (1). Siete inicial. Carlos Casas (ps), Galán, Zejak (1), Alves (5), Mateo Pérez, Cano, Frade (2).

Árbitros: Fernández y Martín. Excluidos Eloy y Marcelo por el Bada Huesca y Mendoza, Tolmos y Miguelón (2 ) por el Cuenca.

Inicidencias: partido disputado en el Palacio de los Deportes ante 1.100 espectadores.

Es lo que tiene la Asobal, una tremenda igualdad. Una característica que abre paso al espectáculo. Ayer, eso sí, se arrinconó durante muchos minutos. El Bada no lo tuvo fácil. Llegó a la cita con dos bajas importantes en su sistema defensiva. La de Marco Mira se arrastraba desde el partido en Santander. El jueves cayó Albert Pujol. Fue a quince minutos de terminar el entrenamiento. Una jugada desafortunada y un dedo de la mano izquierda que le impide saltar al 40×20.

Sin Mira ni Albert, Nolasco tuvo que recomponer su 6:0. Puso a Eloy en el pivote con Adrián Nolasco a su lado. Metió a Dijà y Oier de segundos con Cabanas y Novelle en el extremo. El partido se abrió sin nadie que lo embridara. Ambos equipos estuvieron romos en el ataque. Pejanovic e Ibañez colaboraron, y si fallaban, los palos repelían la redonda. Casi le salen telarañas al marcador. Los 30 primeros minutos se saldaron con un 9-8 en el electrónico. Excepto con el 2-3 en el minuto 11, siempre dominó el Bada.

El siete de Nolasco no encontró huecos en el centro de la defensa manchega donde Eloy y Doldán se batieron el cobre ante Mendoza y Alves. Los pivotes buscaron huecos para los lanzadores altoaragoneses, pero Cuenca cerró bien los huecos. La salida fue por el extremo Cabanas, pero la de ayer no fue su noche.

El segundo acto arrancó con el mismo guión hasta que Bada abrió una pequeña brecha que le permitió mantener diferencias de +3 ante un Cuenca que nunca se rindió. La clave estuvo en el minuto 51. Arguillas entró por Pejanovic y firmó cuatro paradas antológicas. Aún así, los manchegos empataron el partido a cuatro minutos del final. Un 19-19 preocupante. Dijà puso la tranquilidad, sobre todo con un 7 metros que puso el 21-19 final.

Texto: Nacho Viscasillas
Fotos: C.Pascual

.