El cierzo, las tarjetas, el penalti, y la poca disposición del Huesca, marcan la derrota de los de tevenet

Marcador final del partido

Marcador final del partido

0-S.D. Huesca: Whalley; Aythami, Carlos David, Íñigo López, Morillas; Ros, Bambock (David Mainz, 89′); Darwin Machís, Camacho, José Gaspar (Tyronne, 84′); Luis Fernández (Jesús Valentín, 68′).

1-Real Oviedo: Esteban; Borja Gómez, David Fernández, Peña, Johannesson; Jon Erice, Jonathan Vila (Hervías, 68′); Susaeta, Borja Valle; Koné (Héctor Font, 81′), Miguel Linares (Toché, 75′).

Goles: 0-1, minuto 88, Susaeta (penalti).

Árbitro: Óliver de la Fuente Ramos, del Colegio Castellano-leonés, amonestó a Bambock (5′), Ros (47′), Morillas (87′) y Carlos David (87′) por parte del Huesca; y a Vila (30′) por parte del Oviedo. El colegiado expulsó con roja directa a Íñigo López en la segunda mitad.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 14 en Segunda División disputado en El Alcoraz. Antes de arrancar el encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado de París.

Frío, mucho frío el que hemos pasado esta tarde en el Alcoraz, pero no pensábamos que podía aumentar con todo lo que íbamos a ver en los 90 minutos del encuentro.

Las novedades en el once inicial que venían marcadas por las bajas del equipo.

Se guardaba un minuto de silencio al comenzar el encuentro por los atentados de Paris, y tras el, empezaba a rodar el balón, sin que realmente ninguno de los dos equipos mandase en el terreno de juego.

Hubo tímidos acercamientos por parte de los dos, Gaspar y Machis, hicieron moverse al portero rival, pero Walley también tuvo que estirarse para evitar lo que pudo haber sido el primer gol del encuentro.

Pero se llegó al descanso con el resultado 0 – 0 que era lo mas correcto, ya que ninguno de los dos equipos estaba demasiado brillante.

En la segunda mitad, los oscenses salían con más ganas, como les suele ocurrir en otras ocasiones y confiábamos en ver una buena segunda mitad para resarcir al público de la primera, pero las cosas iban a torcerse todo lo inimaginable.

Peña por parte del Oviedo, tuvo una gran ocasión de la que tuvo que librarse Walley lo mejor que supo, afortunadamente, posteriormente un nuevo error de los de Tevenet que el Oviedo consiguiera probar fortuna una vez más, pero el disparo de Jonathan Vila se marchó alto y volvió a intentarlo Borja Gómez, sin suerte, igualmente.

En el minuto 64, llegaba la primera pifia del equipo, si bien en si no es achacable a este. Tras un córner de José Gaspar, que Esteban despeja nuevamente a saque de esquina, Iñigo López y el veterano guardameta quedan en el suelo. Al zafarse el jugador azulgrana del portero rival, éste hace unos gestos como diciendo que el jugador le ha dado una patada, totalmente inexistente como se ve desde según que posiciones del campo y, desde luego, en la repetición de la tv, el colegiado no se lo piensa dos veces, y expulsa al defensa oscense con roja directa, dejando así al equipo con 10 jugadores.

El público enfervorecido no deja de aclamar al Huesca y de demostrar su descontento con el colegiado, pero el partido debe seguir, y siguió, y cuando faltaban apenas dos minutos para que se acabase se cumplió una de las más famosas leyes de Murphy, aquella que dice: ” Cualquier situación, por mala que sea, es susceptible de empeorar ” y así ocurrió.

De nuevo el árbitro fue protagonista señalando una falta dentro del área de Carlos David, pitando así, penalty a favor del Oviedo, que Susaeta no perdonó y cuando mas justo era el empate, subió el 0 – 1 al marcador.

Por si fuera poco, Carlos David vio su quinta amarilla, lo que hace que junto con la expulsión de Iñigo López, el Huesca se queda para el próximo encuentro sin sus dos centrales titulares.

Tras el jarro de agua helada, el Huesca busco el empate de justicia, pero ya le fue imposible, el equipo estaba roto y maltrecho, y así se llegó hasta el final del encuentro

Fotos: C.Pascual

.