La trayectoria a del Huesca en Copa del Rey ha finalizado. El Villarreal dominó a los oscenses durante todo el partido aunque no lo mató el minuto 77 en el que Roberto soldado hacía el segundo para los amarillos, momento en que el Huesca dejó de soñar.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

2-Villarreal CF: Barbosa; Íñiguez, Musacchio (Víctor Ruiz, 78′), Rukavina; Rodrigo, Trigueros, Castillejo, Nahuel (Denis Suárez, 65′); Samu y Bakambu (Roberto Soldado, 60′).

0-S.D. Huesca: Whalley; Aythami, Morillas, Íñigo López, Carlos David, Jesús Valentín; Manolo (Samu Sáiz, 74′), Íñigo Ros; Tyronne, Carlos Calvo; Jonathan Moya (David Mainz, 70′).

Goles: 1-0, minuto 28, Trigueros | 2-0, minuto 77, Roberto Soldado.

Árbitro: Ricardo De Burgos Bengoetxea, amonestó a Morillas (62′), Carlos David (83′) y a Aythami (90′) por parte del Huesca.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los Dieciseisavos de Final de la Copa del Rey, disputado en El Madrigal de Villarreal. Antes de comenzar el partido se guardó un minuto de silencio en memoria de los 2 policías nacionales fallecidos en Kabul.

El Villarreal logró este jueves la clasificación para los octavos de final de la Copa del Rey al ganar por 2-0 al Huesca en el partido de vuelta.

Los castellonenses fueron claros dominadores, pero les costó cerrar el partido, lo que dio vida al partido y a un posible susto. Pero Soldado, que había fallado un penalti a la hora de partido, sentenció a falta de menos de un cuarto de hora para el final.

La primera parte fue de total dominio del Villarreal, que, sin acelerarse, buscaba que llegaran sus opciones de gol y aprovecharlas. Los de Marcelino se encontraron a un Huesca que acumulaba mucha gente tras el balón y por tanto, ofrecían pocos espacios. Además obligaban a los castellonenses a tocar mucho la pelota y a buscar entrar por las bandas o con disparos desde fuera del área, lo que complicaba las cosas.

Así pasaron los minutos, en los que sólo un disparo de Nahuel que despejó Walley, fue lo más peligroso de todo lo visto. Disparos lejanos y poco desborde de los locales, lo que hacía que el Huesca viviera tranquilo. Por ello incluso se atrevían a buscar sus opciones, tanto a balón parado como en salidas a la contra. Era el partido que deseaban los aragoneses y, por ello, hacían poco porque variara ese guión, arriesgando lo mínimo.

Pero a la media hora, ya el equipo amarillo manejaba mejor, ya había avisado con un par de disparos, y empezaba a rondar el área. Fue justo antes de la media hora cuando tras dos remates a bocajarro de Samu Castillejo y Samu García que rechazaban el palo y Walley, fue Trigueros el que desde la frontal enganchaba un disparo que tocaba en un contrario y se alojaba en la escuadra.

Tras el gol, los locales se tranquilizaron y empezaron a controlar el juego, viendo que su rival no llegaba con peligro. Acabó así la primera parte, en la que sin grandes alardes, los de Marcelino lograban acercarse a su objetivo.

Comenzó el Villarreal la segunda parte con llegadas al área y generando peligro, buscando el segundo gol y sentenciar ya el partido. Pero curiosamente fue el Huesca el que aprovechaba una perdida en el centro del campo para tener su gran ocasión con un disparo de Figueroa que mandó fuera cuando se cantaba el gol.

Un aviso para el equipo de Marcelino, que decidía dar entrada a Soldado, para darle más pegada a su equipo. Buscaba el técnico tener más opciones de aguantar la pelota y buscar más opciones con el delantero valenciano. Y tres minutos después la tuvo Soldado y además desde el punto de penalti, pero el delantero estrellaba el balón al larguero y perdía esta oportunidad.

Seguía el Villarreal buscando su gol y llegaba con peligro, pero no llegaba a acertar con la portería. Y en esas que la volvió a tenerla Soldado, que con un gran disparo a los setenta minutos, propiciaba la parada del partido con una gran intervención de Walley.

A pesar del dominio local, el Huesca tenía sus opciones y una de ellas acabó con un disparo de Jesús que a punto estuvo de dar el susto. Una jugada tras la que Soldado tuvo su tercera opción clara de gol, y esta no la perdonaba, al empujar un buen pase de Trigueros que le había dejado sólo ante Walley a los setenta y ocho minutos.

Un gol que supuso la tranquilidad y con ello la sentencia del partido, en el que los locales fueron siempre los dominadores.

Efe
Fotos: LFP

.