El equipo oscense sufrió ante el colista pero un palmeo de Gabas Maldunas en los instantes finales le permitió sumar su tercera victoria consecutiva.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

Quim Costa, que está profético en sus previas, ya avisó del peligro que supondría relajarse ante el colista. Y a fe que no pudo estar más acertado. El equipo salió espeso y flojo en defensa. Prat supo aprovecharlo para colocarse por delante, si bien no fueron diferencias significativas. A falta de 4:56 para finalizar el cuarto inicial, los verdiblancos se adelantaban por primera vez (11-10). Al final del primer cuarto, exigua ventaja (19-18). En cuanto el equipo apretó las tuercas en el segundo parcial, ya se notó una mejoría y un distanciamiento que trabajaron muy bien sobre todo Jorge Lafuente y Guille Colom, y culminó Marcos Portález con una canasta inverosímil bajo tabla para dejar el electrónico 36-28.

La salida del tercer cuarto no pudo ser peor, y un parcial de 0-10 llevaba otra vez el partido al ¡ay! Lafuente, con un triple, y Huskic con otro mantenían a Peñas dentro pero sin dar sensación de que el encuentro estuviese encarrilado en ningún momento (51-48). Atendiendo a otro de los vaticinios del técnico peñista, el encuentro se decidió en los últimos minutos. Nadie supo despegarse y las ventajas eran mínimas, con alternativas en el luminoso y con Peñas jugando con fuego. Prat se llegó a ir por 7 a falta de 6:30 y tocaba remar. Afortunadamente, los verdiblancos supieron hacerlo y con muchos apuros le dieron la vuelta ante un Prat al que el vértigo de la victoria le llevó a la derrota. A 32 segundos, 68-66 y todo por decidirse. En un final ajustadísimo con triple de Prat y Costa sin poder pedir tiempo muerto, la última jugada sentenció. Huskic, a falta de 4 décimas, hizo la canasta que daba el partido a los peñistas. Y es que, a fin de cuentas, lo importante es ganar.

Javier Monsón
Fotos: C.Pascual

.