Peñas supo sobreponerse a un mal tercer cuarto para enmendarlo en los últimos minutos, cuando remontó una desventaja de diez puntos y llegó a estar cinco por encima a poco más de minuto y medio para el final.

Marcador final del partido

Marcador final del partido

Gran victoria del Peñas en Logroño, basada fundamentalmente en la fe. Este equipo podrá tener errores y fallos de concentración, pero a garra pocos le ganan. Con este triunfo, los verdiblancos se colocan por primera vez en sus 6 temporadas en LEB Oro con balance positivo de victorias (8-7), se mantienen en playoff, alejan el descenso y comienzan a forjarse fama de equipo muy difícil de ganar.

Los tres primeros cuartos fueron bastante mejorables para los de Quim Costa, que veían cómo su elogiada defensa hacía aguas en considerables ocasiones, ya fuera por contraataque o por canastas demasiado fáciles bajo el aro. Si el primer cuarto se movió por los cauces de la igualdad (19-19), los dos siguientes tuvieron en CB Clavijo su claro dominador. (53-43 al término del 3er parcial).

Pero los chicos de Quim Costa no habían dicho su última palabra. En un último cuarto imponente (19-30), llegó la reacción y los peñistas se auparon 5 puntos por encima del rival (67-72) con Maldunas como gran baluarte (15 puntos). Logroño no se dio por vencido y consiguió rehacer la igualdad en el tramo decisivo, pero un tiro libre de Cristian Díaz y el posterior error de los riojanos en una jugada, esta vez sí, muy bien defendida, hacen que el Peñas tenga la permanencia cada vez más cerca y los aficionados puedan pensar ¿por qué no? en el playoff. Con los pies en el suelo, eso sí.

Javier Monsón