Quinto día, comienza la cuenta atrás de estas fiestas y el cansancio hace mella en las caras, pero no en los corazones incansables de los oscenses que continúan con el blanco y verde, presente todos los días.

Comenzamos la mañana acudiendo a las vaquillas en las que hoy hemos visto un par de revolcones, que han dejado a los mozos en ropa interior, como única “lesión”.

Después vamos a desayunar para preparar el importante encierro de los peques, que aunque este año tiene menos preparativos que el pasado, ya que no se hace el rezo a San Lorenzo, a imitación de San Fermín que tenía mucha gracia, pero bueno, el caso que los niños disfrutan de lo lindo hasta llegar a la plaza de toros y dentro más carreras delante de los astados de cartón.

Ayer para sorpresa de todos al llegar el encierro infantil al coso taurino nos encontramos con la presencia de Paquirri, con el consiguiente revuelo de los allí presentes.

Posteriormente nos vamos a disfrutar de la Concentración de Charangas en la Plaza de Navarra, donde se puede disfrutar de un pique, eso sí muy sano, entre las charangas.

Y con los mas pequeños a pasar un buen rato al Parque Miguel Servet de la compañía de Maese Villarejo, con el espectáculo “Las Aventuras de Gorgorito” compañía que yo la recuerdo de cuando era pequeña, Maese Villarejo debe ser coetáneo de Matusalén, pero desde luego sus aventuras siguen sacando la sonrisa y la risa a grandes y pequeños.

En el parque ya por la tarde los niños y no tan niños disfrutaron en el solárium de una actuación a cargo del grupo Circo D´Click.

Ya por la tarde a ver la cuarta de feria seis toros de la ganadería Carlos Núñez justos de fuerza y de casta, solamente destacó el sexto. Tres cuartos de entrada en los tendidos, la más floja de las corridas de a pie. Presidió el festejo Carolina Chaves con Lourdes Mozota como asesora., para Paquirri, Miguel Abellán y David Mora.

Paquirri en su despedida de Huesca lidio con dos toros nobles, pero con escasa fuerza lo que deslució la faena. De todas formas en su último día en el coso oscense quería dejar un buen sabor de boca y ante la corta embestida de su oponente intentó irse más a lo estético para adornarse y terminar matando de una media estocada. Su labor fue silenciada por el respetable. En el cuarto, un toro de parecidas características, colocó banderillas y con un toreo suave, pero falto de transmisión y de emoción se acercó en busca del calor de las Peñas en el sol para cortar su última oreja en Huesca, que paseo en un baño de multitudes, para Francisco Rivera Ordóñez, uno de los toreros con más tirón en la plaza oscense.

Miguel Abellán toreaba su primera corrida este año ya que había desaparecido por completo de los carteles y sabía lo mucho que se jugaba. Brindó a Paquirri en su despedida. El madrileño puso todo de su parte ante un toro noble. Toreó por ambos pitones con alguna serie de mérito y, aunque faltó emoción, la labor llegó a los tendidos. Cortó una oreja y hubo una fuerte petición de la segunda que no fue atendida por la presidencia. En el quinto, toreó con suavidad y ante la corta embestida del astado cuajó una buena serie de muletazos que adornó toreando de rodillas y calentando el ambiente de la grada. Con la espada no acertó a la primera y se quedó con una oreja.

Y completaba el cartel David Mora al que le tocó, dentro de la floja corrida de Carlos Núñez, el peor lote. Al igual que Abellán quisieron tener un detalle con Paquirri y también le brindó su primer toro. Un fuerte golpe en las tablas dejó algo tocado al animal y la verdad es que a pesar de los intentos de Mora, la faena no tuvo continuidad, tuvo que ayudar el torero en la embestida y falló con la espada, así que se quedó con el silencio en los tendidos. Y en el sexto cuajó una buena faena, con más fundamentos y con David Mora que se encontró a gusto, pero de nuevo la espada malogró el objetivo final de cortar alguna oreja. No dejó un mal sabor de boca, a pesar de irse sin trofeos.
Se acabaron así las corridas de “a Pie” en este San Lorenzo 2017, ya que el último día la corrida es de rejones.

Después de cenar hay que ir a disfrutar de la colección de fuegos artificiales que disparados desde El Parque Universidad iluminando el cielo con sus mil colores.

Y ya como todos los días nos vamos con los conciertos aunque en esta ocasión uno de ellos se ha suspendido, el del grupo Estricnina, por un problema de salud de uno de los componentes ha hecho que hubiese que suspender su concierto y por esa razón el proyectado concierto de Pampram a las 11 de la noche, ha sido retrasado a las 12.

El resto de conciertos, como el de La orquesta Nova Saturno de la Plaza de Navarra,
El de Fiesta Locura en Ramón y Cajal o el de Diego Aguas han tenido su orden y el éxito esperado, amen del resto de charangas que pese al cansancio que se nota, tanto en público como en músicos, siguen actuando por todos los rincones de la ciudad.

Fotos: C.Pascual, Jim