La primera singladura del Levitec Huesca en la LEB Oro 2017/18 ha acabado en derrota. Y quizá más por demérito propios que por los méritos de un Valladolid que acabó el partido con menos rebotes y más pérdidas, que el equipo de Guillermo Arenas.

Marcador final del partido

63-Levitec Huesca: Sergio Rodríguez (12), Lafuente (1), Marzo (2), Van Wijk (11) y Fontet (6). Quinteto inicial. Donlan (3), Motos (4), O’Leary (3), Pablo Pérez (8), Agustí Sans (5) y Adekoya (8).

67-CBC Valladolid: Alvarado (5), Gantt (10), reyes (8), Sergio de la Fuente (15) y Kok (8). Quinteto inicial. Wade (10), Rares ristian (6), Astilleros, Grahan-Bell (2) y Hopfgartn (3).

Árbitros: Morales y Villanueva.

La primera singladura del Levitec Huesca en la LEB Oro 2017/18 ha acabado en derrota. Y quizá más por demérito propios que por los méritos de un Valladolid que acabó el partido con menos rebotes (36 de Peñas por 32 de Valladolid) y más pérdidas (13 de Valladolid por 12 del Levitec), que el equipo de Guillermo Arenas. Achacar a los colegiados la derrota no sería justo. Y eso que la antideportiva que le pitaron a Pablo Pérez cuando ya no quedaba siquiera un minuto en el electrónico para acabar el partido y con 62-62 en el marcador fue difícilmente entendible. Los dos tiros libres más la posesión para Valladolid le abrió el camino para afianzar una victoria que durante buena parte del partido no la tuvieron.

El partido arrancó sujeto al guión de todo inicio de campaña. Más nervios que precisión, más corazón que cabeza. Tardó un mundo Levitec Huesca en encontrar el aro contrario lo que permitió a los castellanos gobernar el marcador con un parcial de 0-7. Fontet puso los primeros puntos en el Levitec después de haber recibido una chapa y haber perdido dos canastas cómodas. Era cuestión de ajustar las cosas. Y entonces los de Arenas empezaron a manejar mejor un encuentro firmado con errores en ambos quintetos.

El segundo cuarto sirvió para abrigar las esperanzas de los de casa. Fue su mejor baloncesto. El que dejó gotas de calidad como Sergio Rodríguez para poner el 24-20 que firmó tras coger la bola, pensar, entrar a canasta y dejarla a aro pasado. Con nueve arriba entró Levitec en el segundo acto del partido. Tenía que haber sido el determinante. El que sirve para cavar una zanja como el rival. Valladolid lo entendió a la perfección y lo evitó. El exPeñas Gantt puso un triple como preludio de que el equipo castellano seguía en la pelea. Metió un pacrical de 10-23 para dejarlo todo a un último cuarto en el que Levitec se atrancó.

El último cuarto tuvo a varios nombres propios. Con 61-60 Motos tuvo un triple para marcar distancias pero la bola no entró y con 61-62, Francisco García paró el partido y hasta que arrancó el tiempo muerto tuvo tiempo para echar una descomunal bronca por una mala defensa a Sergio de la Fuente. Redentora. El jugador resolvió dos uno contra uno magníficos para meter el 61-64 con 30 segundos para acabar. Van Wijk tuvo un 2+1 para abrir la más que previsible prórroga pero falló. Luego llegó la intencionada y se acabó.

El CB Peñas está celebrando su 40 aniversario en esta temporada y por ello se quiso rendir un merecido homenaje, al inicio del encuentro, a los ex presidentes. Estuvieron presentes José Antonio Ortas, Marisa, viuda de Toño Riva, Alfredo Vizcarro, Antonio Gella en representación de la junta que presidía Javier Otal, y Manolo Freire.

Fotos: C.Pascual