Otro partidazo, y ya van muchos, entre el líder, la SD Huesca, y quizá el a priori principal candidato al ascenso, el CA Osasuna. Victoria sufrida que deja a los oscenses más líderes, aumentando el colchón hasta los 8 puntos con el tercer clasificado.

Marcador final del partido

1-SD Huesca: Remiro, Jair, Aguilera, Melero, Cucho (Rescaldani, 85’), Gallar (Kilian, 72’), Pulido, Chimy Ávila (Ferreiro, 63’), Alexánder, Brezancic, Sastre.

0-CA Osasuna: Herrera, Oier (Sebas, 76’), Fran Mérida, Quique, Clerc, Lillo, Borja Lasso (Torres, 54’), Aridane, Torro, Barja (Unai García, 81’).

Goles: 1-0 Gallar (27’).

Árbitro: Eiriz Mata (comité castellano – leonés). Amonestó con amarilla a Borja Lasso 4’, Clerc 35’ y 86’, Torró 37’, Sastre 39’, Brezancic 70’ y Mérida 75’.

Incidencias: Jornada 24 de LaLiga 1/2/3 disputada en el estadio de El Alcoraz ante unos 5000 espectadores con importante presencia de seguidores navarros. Antes del comienzo del encuentro se realizó la entrega del premio “Mejor Deportista Inmigrante de Aragón” a Carlos Akapo. Se guarda un minuto de silencio por el fallecimiento de Jaime Royo Baratech, trabajador de la jardinería de la SD Huesca.

Comienza el encuentro en El Alcoraz con dos viejos y buenos conocidos de la hinchada local vistiendo el amarillo del CA Osasuna, como son Sergio Herrera y Fran Mérida, ambos titulares hoy en el once inicial de Diego Martínez.

Dos grandes equipos de la categoría empiezan como se les espera, con muchas ganas de hacer diferencias pronto en el marcador. La primera oportunidad la desbarataría Herrera, un gran cabezazo del Cucho a la misma escuadra tras un centro del Chimy, qué bien funcionan estos dos jugadores. La acción de peligro de los altoaragoneses sin embargo serviría para espolear a los rojillos, hoy amarillos, quienes conseguirían que el juego se desarrollase principalmente en el campo local y probando en un par de ocasiones a Remiro, entre Quique y Mérida, resolviendo sin problemas el meta navarro.

Los minutos pasan y la situación se estabiliza, no da sensación de dominio ninguno de los dos equipos pero tampoco de entregarse al rival. La batalla por la victoria está en la animación, los Alcorazados frente a la afición desplazada desde Navarra, estando en constante animación tanto locales como visitantes, y es en estos momentos cuando un despiste en un despeje defensivo Gallar atrapa el balón para meterse en el área y batir por bajo a Herrera, en una acción de rapidez y pillería como ya ha demostrado en otras ocasiones. Se adelanta el líder en su estadio.

Con el gol cambia la situación del encuentro; el Osasuna sigue buscando la portería de Remiro pero ahora se encuentran con un Huesca tranquilo, que sabe cuando toca calmar el ritmo y cuando salir rápido, y que no deja de mantener el susto en el cuerpo de los rivales, pues una acción de peligro llevada a cabo por cualquiera de los hombres de arriba acarrea peligro para Herrera. Prueba de ello son las acciones del Cucho, justo después del gol, y de Melero, minutos después, aunque esta última acción se marchó por encima del travesaño.

De esta primera parte el aficionado oscense debe quedarse con que sin haber sido superior en el juego, el equipo rival es un equipo de experiencia y considerado un gallo de la categoría, está por delante en el marcador. Se ha sabido aprovechar las oportunidades y frenar el ímpetu de los navarros, que quizá hayan merecido más, pero en el fútbol solo cuenta si el esférico acaba dentro de la red. Equipos a vestuarios, momento para mejorar las cosas por parte de Rubi y Diego.

Sale con fuerza el conjunto visitante, igual que la primera parte, controlando la pelota y buscando el arco de Remiro y casi lo encuentra Quique, que remata un centro con la cabeza que encuentra portería, pero por el exterior, dando un buen susto a la grada. El Huesca parece que ha salido demasiado tranquilo, a guardar el resultado en lugar de buscar afianzarlo en el luminoso. Sigue acercándose Osasuna, nueva jugada de peligro que pasa por los pies de Quique y acaba en un disparo a la media vuelta de David que sale desviado.

Cada vez más cerca. Remate de Torres desde dentro del área que sale de fondo después de tocar el palo derecho de la portería de Remiro, demasiados avisos que deberían hacer despertar a un conjunto que busca ampliar su ventaja en la clasificación pero que no es capaz de reaccionar. Tras otra jugada de peligro que vuelve a pasar por Torres y que saca la defensa llegaría el cambio que busca la esperanza, entra Ferreiro al terreno de juego.

El efecto Ferreiro parece que va calando entre sus compañeros, volviendo a llegar al área de Herrera y consiguiendo unas bonitas actuaciones del meta de Miranda de Ebro, como ya hacía la temporada pasada en El Alcoraz. Ejemplo de esto es el disparo de Pulido que ataja con la pierna derecha tras un rechace ocasionado en un córner, con muchos jugadores delante que podían obstaculizar su visión, todo un espectáculo.

El cuarto de hora final del encuentro vuelve a ser tranquilo, y no por las ganas de los jugadores, sino por los fallos que no les permiten conectar pases y llegar con peligro a las áreas de Remiro, que lleva tiempo sin tocar la pelota, y Herrera, que aún ha tenido que trabajar un poco más porque los locales parece que ahora sí ven que pueden matar el partido. Los cambios de Rubi, Kilian y Rescaldani, unidos al anterior Ferreiro, le están dando ese aire ganador al equipo.

Final del partido en El Alcoraz, donde se quedan los tres puntos, haciendo válido un gol de Gallar en la primera mitad. Un encuentro que por calidad de los contendientes y oportunidades vistas podría haber tenido un resultado más abultado pero que le vale a la SD Huesca para distanciar en 6 puntos al Cádiz y 8 al Oviedo.

Fotos: C.Pascual