Quizá acuciado por las bajas, con esa idea de que esta Asobal los mortales cada vez tienen más entidad y que el próximo fin de semana le espera el Vardar en Europa, Pasqui quiso finiquitar pronto el partido contra el siete de Nolasco. Ya se sabe que la visita al Palau es el peaje de la competición doméstica.

Marcador final del partido

33-FC Barcelona: Ristovski (p), Aitor Ariño (8), Mem (1), Entrerríos (1), Syprzak (3), Jallouz (1) y Gómez (8). Siete inicial. Pérez de Vargas (ps), Víctor Tomás (5), Sohaindo, N’Guessan (5), Borges, Dolenec, Morros (1), Buzle y Palmarsson ().

20-Bada Huesca: Jorge Gómez (p), Carmona (3), Teixeira (5), Marcelo (4), Carró, Bonanno (2) y Adrià Pérez (1). Siete inicial. Dani Arguillas (ps), Val (1), Oier (1), Dijà (1), Ciric (1), Mira, Zungri, Abadía (1) y Malo.

Parcial cada cinco minutos: 2-0, 4-2, 8-4, 11-5, 16-6, 17-7 (descanso)20-11, 22-15, 22-18, 25-18, 30-20, 33-20.

Árbitros: Luque-Pascual. Excluidos Hernández Borges por el FC Barcelona; Val y Dijà por el Bada Huesca.

No queda otra que ir cuando el calendario lo dicta. Que pase pronto y que llegue el siguiente que sea quien sea siempre tiene un hueco para hincar el diente. Es cierto que (casi) siempre el siete altoaragonés ha ofrecido buenos partidos contra el todopoderoso Barça .La hemeroteca guarda el del pasado ejercicio, el último de la competición donde se llegó a tener entre las cuerdas, y esta noche, el Bada ha ofrecido un partido desigual. Se hundió en el electrónico y revivió. Llegó el Barça a dejar solventado el encuentro imponiéndose de 10 y con minutos por delante y, de repente, vio cómo el rival se puso a 4 (22-18 min. 45), crecido y con la autoestima alta. Fue un espejismo bonito mientras duró.

Como ocurriera en la anterior jornada, el Bada perdió varios balones en ataque. Cuando lo haces contra Bidasoa es peligroso, cuando el rival es el Barça la posibilidad de que fallen se reduce a la mínima expresión ya demás del tanto te cargas con la losa moral y eso penaliza tu seguridad. El Barça ahondó en la vía abierta y se limitó a su abc: robar, correr y marcar para llegar a la diferencia de +10 (16-6) en el minuto 24 del primer acto.

Tras el paso por vestuarios, y durante los primeros minutos, el Bada acortó diferencias en el electrónico, aunque pecó de lo mismo que lo visto anteriormente: pérdidas que asfaltaban la autopista en dirección a Arguillas que había cambiado la portería por Jorge cerca de finalizar la primera parte. Un parcial de 0-4 contribuyó a reducir la diferencia del Barça a 6 tantos (21-15, en el minuto 38). Y lo dicho, llegó a ponerse a cuatro. Quizá el Barça vio las orejas al lobo. Asustarse no, pero reajustar la defensa sí. Y allí empezó a naufragar la nave del Bada que vio cómo el Barça volvió a ser martillo sobre yunque para llevar la diferencia a +6, con Ariño y Víctor Tomás almacenando goles en sus particulares cuentas. Quizá el Bada se acercó demasiado y eso espoleó a los de Pasqui que se pusieron en modo apisonadora para poner un 30-19 a poco menos de seis minutos del final de un partido que ya no tuvo historia hasta el bocinazo final.

Ariño en el partido de esta tarde en el Palau / Foto: @FCBhandbol