El Huesca no pudo pasar del empate ante el Almería y encadena tres jornadas seguidas sin conocer la victoria. Los de Rubi terminaron el partido con nueve tras las expulsiones de Jorge Pulido y Gonzalo Melero.

Marcador final del partido

2-SD Huesca: Remiro; Rulo (Moi 45’), Jair, Pulido, Alexander; Aguilera, Sastre; Gallar (Iñigo López 72’), Melero, Ferreiro y ‘Chimy’ Ávila (Luso 80’).

2-UD Almería: René; Motta, Joaquín, Morcillo, Estupiñán; Fran (Las 68’), Sulayman (Fidel 76’), Rubén Alcaraz, Nano (Pablo Caballero 73’); Pozo y Soleri.

Goles: 0-1 min.4 Soleri. 1-1 Morcillo min 34 (pp). 2-1 ‘Chimy’ Ávila min 56. 2-2 Soleri 83’.

Árbitro: Gorostegui Fernández-Ortega. Amarilla Fran Rodríguez 15’, Sulayman 29’, Soleri 32’, Chimy’ Ávila 60’, Pulido (roja 72’), Iñigo López 79’, Fidel 82’, Melero (roja 83’), Luso 89’.

Incidencias: Jornada 29 de LaLiga 1/2/3 jugada en el Alcoraz ante unos 4.500 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Enrique Castro “Quini”.

El Huesca no logra poner punto y final a la pequeña crisis de resultados, tras perder en Valladolid y Vallecas, al dejar escapar su cuarto empate de El Alcoraz ante un Almería que aprovechó en la recta final su superioridad numérica. De hecho, el líder acabó con nueve por las expulsiones de Pulido y Melero.

El italiano Soleri abrió el marcador muy pronto con su primer gol como jugador del Almería, pero el azulgrana Chimy Ávila apareció para dar la vuelta al marcador con dos acciones, la primera con un disparo que Morcillo desvió de cabeza a su portería y la segunda tras un jugadón de Álex Gallar. Pero en la recta final, cuando el Huesca ya estaba con diez por una entrada a destiempo de Pulido, el propio Soleri aprovechó una indecisión de la zaga local para establecer el empate definitivo, antes de que Gorostegui Fernández mostrase la roja directa a Melero.

Y es que comenzó el equipo andaluz como un auténtico avión y sorprendió al líder desde el inicio. A los tres minutos ya había salvado Remiro al líder, pero dos minutos después pese a una gran estirada del guardameta azulgrana, en el rechace y de cabeza llegó con todo Soleri para hacer el primer tanto tras un robo y posterior disparo de Rubén Alcaraz desde fuera del área.

Sin embargo, el equipo de Alcaraz se nubló con el gol. Porque a partir de ahí renació el Huesca. Recuperó su identidad, tuvo la frescura habitual, fue un puñal en banda diestra y generó peligro constante. Mientras, el Almería se dedicó a frenar el juego de los azulgranas. Se vieron minutos hoscos pero que no dilapidaron las ideas del Huesca. Y en una de tantas, el empate llegó. El Chimy Ávila colocó un gran centro que Morcillo introdujo en su propia portería.

La mala noticia la protagonizó Rulo Prieto en el Huesca. Un nuevo contratiempo para Rubi que tuvo que reinventar al equipo en ambos laterales.

El segundo acto comenzó con un Almería más vivo pero fue el conjunto aragonés quién volvió a golpear. Álex Gallar se hizo un jugadón. Cogió el balón el catalán hasta llegar al área, para entonces Gallar ya se había ido de varios rivales y ya en el interior del área, levantó la cabeza y lo que parecía una asistencia perfecta a Melero, se convirtió en pase al Chimy Ávila que con un disparo raso noqueó al Almería.

Poco después tuvo el Huesca el tercero pero Ferreiro después de inventarse un gran disparo se encontró con un espectacular René. Más tarde la tuvo Gallar a través de una falta y de nuevo apareció René.

Pero no iba a ser un camino fácil para los oscenses. El central Jorge Pulido entró a destiempo en el centro del campo y el colegiado no dudó en sacarle la cartulina roja directa cuando todavía quedaban 20 minutos por delante.

No lo buscó con ahínco pero al final el Almería se encontró con la ocasión para empatar. Y Soleri tras un centro lateral aprovechando un error en defensa envío a gol para hacer su doblete y firmar el empate a poco más de cinco minutos para el final.

Estaban siendo minutos extraños de nuevo. El Almería empataba sobre el verde del Alcoraz, una gesta a la que han accedido muy pocos. Y cuando parecía que todo había sucedido, Gonzalo Melero fue expulsado para dejar a su equipo con nueve. Se acabó el partido en tablas después de un complicado final. Los de Alcaraz salieron vivos y reforzados ante un Huesca que volvió a encontrar su mejor versión por momentos pero que no le fue suficiente para llevarse la victoria.

Efe

Momento del partido jugado en el Alcoraz / Foto: LaLiga 1/2/3