El Real Zaragoza se llevó el derbi aragonés ante un Huesca que sigue sin ganar en La Romareda y defraudó. Los de Natxo González fueron superiores y pudieron llevarse un marcador más amplio.

Marcador final del partido

1-REAL ZARAGOZA: Cristian Álvarez; Alberto Benito, Mikel González, Verdasca, Lasure; Javi Ros (Guti, min.66), Zapater, Febas (Toquero, min.76); Pombo (Papunashvili, min.54) y Borja Iglesias.

0-SD HUESCA: Remiro; Alexander González, Pulido, Jair, Brezancic; Aguilera, Sastre (Moi Gómez, min.62), Melero; Vadillo (Camacho, min.78), Chimy Ávila (Alex Gallar, min.68); y Cucho Hernández.

GOL: 1-0, Javi Ros (m. 58).

ÁRBITRO: Eiriz Mata. Amarilla a Lasure 73’, Moi 79’, Verdasca 80’.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésima cuarta jornada de la Liga 1/2/3 disputado en el estadio La Romareda, con terreno de juego pesado, ante 28.917 espectadores.

El Real Zaragoza, que ha cosechado ocho triunfos en sus últimos nueve encuentros de LaLiga 1/2/3, donde ya es quinto, sigue dando pasos cada vez más firmes en su camino hacia Primera al imponerse este sábado por 1-0 al Huesca, que lleva siete jornadas consecutivas sin ganar y está fuera de la zona de ascenso directo.

La Romareda revivió sus mejores tardes, aunque esta vez con las modestas galas de la Segunda división, con un ambiente de partido grande, ya que Real Zaragoza y el Huesca protagonizaron el duelo regional más importante de su historia.

En el arranque del partido los minutos que se concedieron zaragocistas y oscenses para tantearse fueron escasos, ya que los locales dejaron claras sus intenciones de entregarse a fondo para hacerse con los tres puntos en juego.

La primera ocasión no tardó en llegar para los locales, a los cinco minutos, en un balón largo de Eguarás a Borja Iglesias, que se plantó ante Remiro, pero su lanzamiento se fue alto. Tres minutos después fue Pombo el que desde veinte metros, con un duro disparo, estuvo a punto de inaugurar el marcador con un balón al poste al que no llegó Remiro.

Borja Iglesias medía en milímetros su ubicación ante la línea defensiva azulgrana y le creaba constantes problemas sin que Pulido pudiese encontrar el remedio adecuado para conseguir frenarlo. Los hombres de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ se sintieron aturdidos por la primera ocasión zaragocista y durante muchos minutos estuvieron a merced de un Zaragoza que parecía tener mucho más claras las ideas para alcanzar su objetivo de obtener un resultado positivo.

El control del juego era de los zaragocistas con Eguaras repartiendo balones, sobre todo por la banda izquierda, donde Alexander González tenía muchos problemas para frenar a un Febas muy incisivo. Más de media hora tardaron los altoaragoneses en acercarse con claridad hasta la portería de un Cristian Álvarez que se había convertido en un mero espectador, hasta que Brezancic colgó un balón que Chimy Ávila evitó que se fuera por el fondo y le cayó a Melero en el área pequeña, pero no acertó ante la portería blanquilla.

Los oscenses salieron del vestuario dispuestos a imprimir un punto más de velocidad a su juego, intentando poner a prueba el posible desgaste del rival en los primeros 45 minutos de juego. Una pérdida de balón en la salida de los defensores oscenses, con el incombustible Borja Iglesias como protagonista del robo, permitió a los zaragocistas pillar desprevenidos a los defensores visitantes y un cambio de banda dejó al recién incorporado Papunashvili un buen pase a Javi Ros, que vio cómo su primer remate lo rechazó Remiro, pero ante la continuación no pudo hacer nada.

Las tornas cambiaron. Lo que hasta ese momento le valía al Huesca pasaba a convertirse en necesidad de buscar la igualada para no ver agravada un poco más una crisis que lleva siete jornadas intentando cerrar sin conseguirlo. El partido entró en un ir y venir, con los zaragocistas buscando sentenciar definitivamente, algo que pudieron hacer en un balón largo a Borja Iglesias a falta de seis minutos, pero el delantero no acertó solo ante Remiro.

Con las líneas de uno y otro completamente rotas, el balón rondaba con peligro las dos áreas, aunque ninguno de los dos contendientes fue capaz de hacer que el marcador se volviese a mover, aunque bien pudieron hacerlo por parte zaragocista el canterano Guti y el veterano Gaizka Toquero en los instantes finales.

Efe
Fotos: C.Pascual