Cupara apagó la luz en los diez primeros minutos del segundo acto y Vieyra encadenó tres tantos en los minutos más importantes del partido para que León se llevara el partido ante un Bada Huesca que ofreció un buen juego durante muchos minutos, llegó a mandar durante varias fases del encuentro y terminó sin conseguir una victoria anhelada en su camino para regresar a una competición europea.

Marcador final del partido

21-Bada Huesca: Jorge Gómez (p), Adrià Pérez (3), Zungri, Mira, Carró, Bonanno (7) y Camas. Siete inicial. Arguillas (ps), Val, Abadía, Carmona (2), Dijà (2), Ciric (2) y Marcelo (5).

25-BM León: Biosca (p), Juanín (1), Vieyra (7), Piñeira (1), Costoya (8), Simonet y Pérez Arce (3). Siete inicial. Cupara (ps), Carou, Rodrigo Pérez (1), Pesic (1), Vejin, Moreira y David Fernández.

Parciales cada cinco minutos: 1-2, 4-4, 5-8, 8-10, 11-12, 14-13 (descanso) 14-14, 14-16, 15-19, 17-19, 20-22, 21-25.

Árbitros: García-Marín. Excluidos Bonanno por el Bada Huesca; Carou, Piñeiro y Vieyra por León.

Es cierto que en ese apagón en el inicio de la segunda parte, León no se despegó en el marcador, pero es que Cupara frenó al siete de Nolasco con tres siete metros parados. Primero a Dijà, luego a Camas y finalmente a Carmona. El partido también dejó tres palos en la cuenta favorable del Bada. Demasiadas cosas cuando, además, el equipo altoaragonés llegó a la cita sin Teixeira, que se sumó a las bajas de Oier y la consabida de Eloy, Mira se lesionó en el primer acto y Carmona entró con el partido avanzado porque arrastra molestias.

Con el brasileño fuera, la propuesta de Nolasco fue dar protagonismo a Bonanno en el ataque. Impresionante el argentino. Si en defensa no hace falta descubrirlo, esta noche en ataque ha estado sensacional. Sin duda, un chute de confianza para un jugador con una planta impresionante y que llevó siete bolas, de ocho que lanzó, al fondo de la red. Dejó Bada su tradicional defensa 6:0 para meter un 5:1 con Carró de dos en el lateral izquierdo y Zungri en el otro lado y en el centro de la defensa Bonanno. Por delante Mira hasta que se lesionó. Los laterales salieron mucho a tocar a un ataque leonés donde Vieyra y Costoya hicieron mucho daño.

El primer acto dejó un juego intenso. León mandó durante muchas fases, pero se encontró con un Bada Huesca que nunca perdió la cara y siempre plantó batalla. El mejor momento llegó con un parcial de 5-0 (de 9-12 a 13-12) para dar la vuelta al marcador e irse al descanso con un exiguo gol de diferencia a su favor. La lesión de Mira trastocó los planes defensivos y puso sobre la pista a Alberto Val para meter cemento a la muralla de un Jorge Gómez acertado en momentos decisivos para evitar que León cogiera confianza.

El segundo acto arrancó con Cupara en la portería por Biosca y un Bada que estuvo 11 minutos sin marcar un gol pese a tener tres siete metros a su favor. Con 15-18 pidió tiempo muerto Nolasco y el técnico leonés lo hizo con 18-19, justo cuando el siete local veía posibilidades de calcar lo hecho en la primera parte. Pero no pudo ser. León elevó su nivel defensivo y dejó la segunda parte a Bada con tan solo ocho goles a favor y un final donde Vieyra sentenció a quien fue su equipo.

Fotos: C.Pascual