La primera pieza del Levitec Huesca para la próxima campaña es la continuidad de Guillermo Arenas al frente del conjunto oscense.

Guillermo Arenas en el banquillo durante un partido de la pasada temporada / Foto: C.Pascual

Hace casi un mes y medio que concluyó la temporada de LEBOro, donde Levitec Huesca conseguía la permanencia en la última jornada después de ganar en un sufrido partido a Ourense en un Palacio de los Deportes abarrotado. Y desde esa misma semana la junta directiva del club se puso en marcha para trabajar en el proyecto de la temporada 2018/2019.

La primera piedra será la continuidad de Guillermo Arenas al frente del conjunto oscense, quien en sus dos campañas anteriores ha conseguido el objetivo prioritario del club: mantener la categoría en LEBOro.

El club lleno de ilusión, confianza y con el objetivo de amarrar la permanencia cuanto antes comenzará esta nueva temporada.

Desde ya mismo, el equipo técnico trabajará para formar la plantilla que asumirá el bonito reto de vestir la camiseta del Levitec Huesca la próxima campaña.

La nueva estructura de la competición la hace más apasionante. El hecho de jugar una final a cuatro, que sean tres equipos los que desciendan y un tercer árbitro sobre la cancha acorazan más la vistosidad de una competición donde el Peñas volverá a partir con uno de los presupuestos más bajos de la categoría, recordó Antonio Orús, pero con la ilusión por hacer algo grande y cambiar la tendencia de las dos últimas campañas como bandera. “Tenemos que ser conscientes de nuestra realidad y el objetivo será conseguir la permanencia cuanto antes”.

Guillermo Arenas casa perfectamente con la filosofía del Peñas y por eso su continuidad en su banquillo siempre la ha tenido como primera opción. Ahondó en el deseo de acertar con los fichajes para ahormar un equipo que “fluya” sobre las canchas en una temporada que ya aventura como “complicada” y con seguridad, “más competitiva” que en ediciones anteriores. Ni el preparador ni los directivos que le han acompañado en su presentación como técnico deslizaron nombres propios para que estén bajo sus órdenes la próxima campaña, aunque sí manejan desde hace días listas donde tocará hacer la criba para casar el presupuesto con la calidad. “El año pasado no salió ninguna de las apuestas que hicimos por lo que tendremos que minimizar los riesgos”, aseguró Arenas, quien reconoció que la pasada campaña el equipo no evolucionó como él hubiera deseado.