El Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets tiene un nuevo héroe. Es Javier Domínguez Ledo, que acaba de firmar una actuación que será recordada durante años en las montañas del valle de Benasque. El vitoriano ha destrozado el récord vigente, parando el crono en un impresionante crono de 15 horas, 36 minutos y 57 segundos. En segunda posición quedó otro vasco, Ion Azpiroz y podio lo completó el alicantino Sebas Sánchez. En resto de pruebas, Luis Alberto Hernando venció en la Vuelta al Aneto con 6 horas y 57 minutos; y en Maratón de las Tucas Xavi Zarranz y Paula Mata consiguieron las victorias en sus respectivas categorías.

Javier Domínguez Ledo / C.Pascual

La carrera comenzó de la misma manera que ha terminado para él, bajo la lluvia. Los 302 valientes de la modalidad más extrema del GTTAP partieron el viernes a las 24:00 horas de la avenida de los Tilos. Mientras, la multitud hacía frente al aguacero para despedir a los corredores que iban a encarar uno de los retos más extremos que uno pueda imaginar. Un brutal viaje de 105 km y 6.760 m por unas montañas abruptas y salvajes.

Los astros se comportaron y la noche se apiadó de los participantes con unas temperaturas razonablemente agradables en el primer bucle por el macizo del Aneto. Lugares tan emblemáticos como el collado de Salenques, a 2.808 m, y la Tuca d’Estiba Freda recibían a los corredores con las primeras luces de la mañana. En cabeza, el cuarteto formado por los vascos Javi Domínguez y Ion Azpiroz, el valenciano Sebas Sánchez y el aragonés Marcos Ramos impusieron un fuerte ritmo desde el inicio, al que no pudo añadirse el otro gran favorito en las quinielas, Iker Karrera.

Tras completar la primera mitad de este recorrido en ocho, llegó la zona clave de la carrera, con el periplo alrededor del macizo del Posets. Una subida de 1.800 metros positivos puso contra las cuerdas a todos los corredores, también a los líderes que vieron como su grupeta quedaba reducida a la mitad. El turolense Ramos se despegó antes de llegar a Eriste, mientras que Azpiroz hacía lo propio en la subida al refugio Ángel Orús. El liderato quedó entonces en un mano a mano entre Domínguez y Sánchez que compartieron kilómetros hasta el último collado de esta larga travesía, donde el alavés lanzó su ataque definitivo.

Un descenso de vértigo a través del salvaje valle de Estos depositó al vitoriano en Benasque de nuevo con un tiempo que rebaja, en casi 1 hora, la mejor marca hasta la fecha. El récord que Fréderic Laureau estableció el año pasado quedó hecho añicos. “Hoy hemos visto todas las caras de la montaña, desde el chaparrón de la salida a un precioso amanecer con el Aneto de fondo, que se ha quedado grabado en mi retina. En el País Vasco tenemos muchos montes, pero estos tienen otras dimensiones. Esto es un ultra de montaña en mayúsculas”, compartía el corredor de 44 años, ganador de otras prestigiosas carreras europeas como el Tor des Géants.

HERNANDO REVIENTA EL CRONO DE LA VUELTA AL ANETO

Tremendo. Sencillamente espectacular. Luis Alberto Hernando reina en la Vuelta al Aneto. Ha pulverizado la anterior marca. Ha ‘empequeñecido’ los 55 kilómetros de la prueba y 3.630 metros de desnivel positivo. Se los ha merendado en 6h57m. Es lo que tiene ser el campeón del mundo de carreras por montaña.

Luis Alberto Hernando / Foto: C.Pascual

“La verdad es que lo he pasado muy bien. Había zonas técnicas que igual se me complicaban un poco y también corredores de calidad. Me he encontrado cómodo y he conseguido abrir hueco en el kilómetro 32”, ha comentado Luis Alberto Hernando pocos minutos después de coronarse vencedor de la Vuelta al Aneto. Ha subido a la meta –en esta ocasión la organización ha previsto que los finisher lo hagan ascendiendo una pequeña rampa- con pasmosa tranquilidad, como si sus piernas y su cabeza no llevaran los 55 kilómetros y 3.630 metros de desnivel positivo de una prueba, que tras cruzar por el Forau de Aigualluts discurre por el valle de Barrancs y pasa por collados a gran altura, como el de Salenques (2.797m), para volver a Benasque por el valle de Ballibierna, circulado entre un sinfín de ibones y otros paisajes de la alta montaña pirenaica.

El burgalés afincado en Jaca ha ido controlando a los competidores y también a su reloj porque ha visto factible establecer un nuevo récord de la prueba y así ha sido al pararlo en 6h57m. En segunda posición, con un tiempo de 7h12m ha entrado Diego Gómez. El gran amigo de Hernando, Sergio Gimeno, ha sido tercero. El concurso del campeón en la próxima edición del Gran Trail Aneto Posets no lo descarta. El guante se lo envió el speaker Toñín Laguarta. “Nunca se sabe qué puede ocurrir”, dijo Luis Alberto Hernando  que ahora tiene como siguiente objetivo entrenar. Ya anunciará de forma oficial su calendario más próximo. La nueva marca la ha dejado en casi media hora menos que la que estaba establecido y ni que decir tiene que el público y los aficionados congregados en la Avenida de los Tilos, corazón de estas carreras, ‘enloqueció’ con la llegada del campeón del mundo.

Luis Alberto Hernando protagonizó un bonito duelo con Diego Gómez con el Estibafreda, ese impagable balcón al cordel más espectacular de tresmiles del Pirineo, como juez mundo de la contienda que terminó decantándose por el campeón del mundo.

De forma paralela siguió el continuo goteo de corredores que se enfrentan al segundo tramo del Gran Trail, el que les lleva al territorio del Posets. Y volvieron a dejar imágenes que solo tienen su explicación en las endorfinas. 13 horas después de la salida, con todo un bucle por delante y con el cielo donde el sol combinó con el agua sonreían y agradecieron cada aplauso, cada sonido de truco en su honor.

XAVI ZARRANZ Y PAULA MATA SE DESTAPAN EN EL PRECIADO MARATÓN DE LAS TUCAS

Xabi Zarranz / Foto: C.Pascual

Unos minutos antes de la entrada de Luis Alberto Hernando llegó el pódium del Maratón de las Tucas. El navarro de Barañain Xabi Zarranz fue el más rápido en firmar los 42 kilómetros y 2.500 metros de desnivel positivo con 4h48m. Entró en compañía de sus hijos Aratz y Maialen, y feliz. Eso sí se acordó de la organización, irónicamente, ya que se llevó cinco buenos trompazos en un descenso que se suman a su mano izquierda castigada en la Zegama Aizkorri. “Esperaba estar adelante, pero no tanto y más cuando vi Xabier Lete”, que quedó segundo en la carrera. En tercera posición acabó Roberto Martínez. Ahora, el próximo reto de Zarranz le espera en Lumbier, localidad navarra donde vive desde hace unos años, y tiene carácter personal.

 

Paula Mata / Foto: C.Pascual

En chicas, la valenciana afincada desde hace un par de años en Benasque, trabaja en el Hotel Avenida, Paula Mata, ha marcado el mejor tiempo y paró el crono en 6h5m. Estaba feliz. Procede del asfalto, de correr obstáculos, cuando una lesión en la espalda le invitó a dejarlo para posarse en el trail. Reconoció que corrió con cierto agobio, porque “me iban diciendo que iba muy bien” y en la zona de la cabaña de Santa Ana donde le esperaba un grupo de amigos compartió recorrido con unos chicos para dirigirse hacia la meta. Adelantó a quien le precedía en el ibón de Batisielles y ya nadie le privó de una victoria que le ha hecho “muy feliz”. Ya había corrido en dos ediciones anteriores en el Gran Trail y el hecho de vivir en Benasque implica que conozca a la perfección el trazado de la carrera.

Fotos: C.Pascual

El pase de diapositivas requiere JavaScript.